Presione el botón para reproducir / pausar.
  

Padre, empresario,  estilista de La Pequeña Habana que nunca ha sido dueño de un celular.

No puedo expresar lo feliz que me hace poder contar la historia de este padre especial, y dueño de negocio en la Calle Ocho para esta nuestra edición del Día del Padre. Lo único que lamento de haber conocido a Fidel D Ásis Lopez de The Havana Collection en la Calle Ocho, fue lo tardé que ocurrió. La primera vez que oí hablar de Fidel fue a través de Juan Cardona conocido como @bigpoppalittlehavana en Instagram. Juan es como un embajador de la marca de otra tienda de Fidel llamada D’Asis, también en la Calle Ocho. Muchos turistas conocen a Big Poppa e inmediatamente se aproximan diariamente porque se ha convertido en un elemento básico del vecindario y también es un amigo leal de Fidel.

Fidel no es uno de estos dueños de negocios que han estado en la Calle Ocho durante decenas de años, pero estará aquí por al menos otros dieciséis, dice. No deje que eso lo engañe haciéndole creer que carece de experiencia en ventas minoristas, por lo contrario. Fidel cuenta con más de 40 años de experiencia en ventas de ropa y artículos. Su padre José M. López lo expuso por primera vez a la industria de ropa cuando tenía 16 años. Su padre le abrió su primera tienda en el centro comercial de Westchester y también le dijo a Fidel que él no era dueño de esa misma tienda años después. A pesar de que solo Fidel dirigió la tienda y la hizo tan exitosa como lo fue. Lo que realmente sucedió es un ejemplo perfecto del duro amor con el que los hispanos estamos familiarizados de nuestros padres.

Fidel dijo: ¿Esto es tuyo? Es cierto. Aqui! Guárdalo y se fue.

Desde entonces, ha tenido 2 tiendas en Westchester Mall (donde conoció a su esposa Ileana D’Asis), 2 en Central Shopping Plaza, 2 en lo que una vez fue conocido como Midway Mall, 2 en Kendall Town and Country, 4 en Southland Mall, 2 en Palm Spring Mall, 1 en International Mall, 2 en Westland Mall, 1 en Pembroke Park Lakes Mall, 1 en North Side Plaza, 2 en Dolphin Mall, 1 en Hialeah Plaza, 1 en el Aeropuerto de Miami, y por último pero no menos importante 2 en La Pequeña Habana, que son en tiendas en la calle en lugar de en un centro comercial.

FidelFidel te diría que su padre le hizo un favor porque pudo aventurarse. Más tarde, su papá le pidió que regresara y Fidel respondió diciendo. «De donde me botan no vuelvo», y su padre estaba muy orgulloso de esa respuesta.

Tuve el placer de conocer a los tres hijos de Fidel, su nieto y su esposa, y esto es lo que dijeron sobre Fidel.

 

 

Ileana Lopez (Esposa)

«Él es mi mejor amigo y siempre ha sido un padre increíble. Él siempre ha estado muy involucrado en la vida de nuestros hijos, así como en su educación. Él cree en ser alentadores en todo lo que hacen nuestros hijos.»

Ashley Belen Lopez (Hija)

«Él es un padre y abuelo increíble, mi hijo y yo estamos muy agradecidos de tenerlo en nuestra vida.»

Fernando De Izaguirre (Nieto)

«No hay una persona como Abu, él es especial porque siempre hace todo lo posible por lograr algo y tiene éxito, y él me enseñó que puedo hacer todo lo que yo quiera hacer.»

Brittany Mari Lopez (Hija)

“El hombre más interesante del mundo. Cada vez que hablas con él, te sorprende con su respuesta.
Siempre puedes contar con él para una historia interesante que te haga reír, así como consejos directos.”

Branden Asis Lopez (Hijo)

“Un personaje que es más grande que la vida, nacido para ser una persona de personas. En casa él es más tranquilo, en la Calle Ocho puede extender sus alas. Él me enseñó que, si amas lo que haces, nunca tienes que trabajar un día en tu vida.»

Le pregunté a Fidel…

¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

“Me gusta la gente que camina por las calles. La mayoría de ellos son turistas que buscan una experiencia. Algunos de ellos incluso me preguntan si soy un verdadero cubano .»

¿Qué me puedes decir de los locales?

“La Pequeña Habana está llena de personas que están luchando financieramente, por eso los ayudo como puedo. Si alguien quiere algo, pero no tiene el dinero les ofrezco layaway. Además, también regalo mucha ropa a empresas locales como El Manisero,  La Habana Vieja, Guías de turistas y por último, si bien no menos importante la última incorporación al barrio Saláo. Quiero que todos digan que compraron su ropa en la Colección Habana.»


¿Qué es lo que hace este vecindario tan especial?

Ambos acordamos que La Pequeña Habana es como una rama de Cuba. Todos los días muchas personas acuden en grandes cantidades a la Calle Ocho por la experiencia de tomarse un Cafecito en una de nuestras “Ventanitas” o comprar un recuerdo. Él ha visto de primera mano que comprar una Guayabera en La Pequeña Habana es diferente para los turistas que comprar la misma Guayabera en línea porque fue comprada en La Pequeña Habana. Ellos sienten que es casi mejor que comprarlo directamente de Cuba porque de esta manera no están apoyando al régimen comunista.

¿Qué es lo más difícil de ser padre?

“Proveerle a mi familia es una gran responsabilidad porque quiero que tengan placeres simples en la vida que no son disponible a todo el mundo si no se trabaja duro”.

De todas las cosas que aprendí sobre Fidel, quizás lo más sorprendente de él es el hecho de que no posee un teléfono celular, pero siempre está disponible. Fidel es una anomalía de esta manera. Admiro su habilidad para no rendirse al frenesí que asola a la humanidad en nuestros teléfonos inteligentes. Él siente que los teléfonos celulares son una distracción y evitan la posibilidad de que uno se conecte con la familia, así como al establecer relaciones significativas y no puedo estar más de acuerdo con Fidel.

Rosi R. Rodríguez
Editora en Jefe