Presione el botón para reproducir / pausar.
  

Eleazar Delgado ha pasado más de un tercio de su vida en Miami, le tomó una tercera mudada al sur de la Florida para establecerse para siempre en lo que en un momento fue el exilio celestial. Nacido en Oklahoma de padres venezolanos, criado en Caracas, Eli como muchos lo conocen, es una de esas rarezas en la industria turística de Miami. Filósofo, narrador, sociólogo aficionado, justo el tipo de intelectual callejero que muchos buscan cuando se trata de hacer giras y compartir la ciudad.

"Mi primer viaje a Miami fue en el verano de 1972, fue como visitar a los ‘Jetsons’", para él todo era nuevo y futurista, pero el turismo y las exploraciones no eran nuevas para él. Su familia se enorgullecía de mostrar a Eleazar su patria, Venezuela, por lo que su infancia se llenó  con viajes por carretera, viajes en barco y obviamente viajes en avión. Su padre era un ingeniero mecánico con una pasión por el diseño de aviones y por aventuras, y antes de sacar a los "niños" fuera del país quería que conocieran su propio paisaje, geografía e historia. Tenga en cuenta que esta familia tenía vínculos con historiadores, científicos, músicos, políticos, y como Eli me dijo, se requería leer los periódicos antes de sentarse a la mesa para la cena, así que imagine las disertaciones para la "sobremesa", una conversación tradicional después de una comida. 

La formación profesional de Eleazar es en la arquitectura, el diseño de interiores y las Artes, por lo que para él pasar a "guía turístico" no fue una tarea difícil, después de haber viajado a más de 20 países, encontró Miami listo para que compartiera sus ideas sobre su última parada. "Miami era tan familiar y tan desconocido cuando me mudé aquí en 2007 después de huir del comunismo en Venezuela." Le tomó un tiempo establecerse, pero un reto importante que enfoco como su objetivo fue conocer la ciudad que había elegido como su refugio. Así que la comenzó a estudiar, leyó todo lo que pudo tomar en sus manos y lanzó su vista de la ciudad en su primera muestra de arte llamada "Detrás de las luces", una serie de pinturas basadas en los fundadores de Miami.  Como él explica, quería mostrar lo que realmente está detrás de nuestra luz de Miami - es decir- se sentía enamorado del rico y excéntrico pasado de Miami. También se dio cuenta de las diferentes conexiones que la ciudad tiene con muchas culturas con las cuales estaba familiarizado. "No podemos separar la historia de Miami de nuestra historia Española, Árabe, Nativo Americano y Americana. Somos realmente un crisol, ola tras oleada de inmigrantes, colonos (agricultores) e inversionistas han hecho el sueño de Julia Tuttle, la fundadora de Miami, realidad. "Veo una metrópolis saliendo de los manglares" y aquí estamos 123 años después.

“Mis giras se tratan de contextualizar tu experiencia en esta ciudad.” Él toma su tiempo para explicar las razones que existen tras cada dato histórico. “Así fue como yo aprendí la historia como un pre-adolecente. No podemos entender la historia sin conocer la política ni los eventos actuales.” Por eso el comparte acerca de regulaciones y codificaciones de zonas, lo cual sería el presente y el pasado y lo ata para explicar cómo la ciudad evoluciona alrededor de lo antiguo y lo nuevo. 

Eleazar Delgado dice “Yo fui uno de esos que vio a Miami solo como un centro comercial y una autopista tras la otra.”  Entonces aprendió quienes vivían aquí y porque. En los últimos dos años Eleazar se ha unido a The Art Experiences con Susana Baker y da giras, cuida y comparte su pasión por Miami.  En la Pequeña Habana, como muchos dicen, un Venezolano dando giras acerca de la historia Cubana, pero para el es contar pedacitos de su propia historia Venezolana.  Eli tuvo su estudio en Wynwood en un momento dado, y el nuevo Distrito de Diseño, con su plétora de nuevos edificios listos para el futuro. “Muchos turistas terminan la gira con asombro; ‘Ahí Dios mío, no sabía que Miami tenía una historia tan rica’. Como le dije a alguien cuando el 500 aniversario de la llegada de Colon a las Américas, tenemos un idioma que comparte cuentos e historia, solo tenemos que tener el deseo de aprender acerca de ellos.”

 

Puede comunicarse con ELEAZAR DELGADO en 305-546-0861 o puede enviarle un correo electrónico a [email protected]

 

Rosi Rosell

Editora en jefe