Turismo

Qué EVITAR hacer en Calle Ocho Miami

Little Havana

Ocho consejos sobre lo que NO debe hacer durante su visita a Calle Ocho Miami. ¡No diga que nadie se lo advirtió!

Calle Ocho Miami puede ser descrita de muchas maneras. Es emocionante, histórica y multicultural, es posible que no exista otro lugar así en el país y posiblemente en el hemisferio. La gente viene de cerca y de lejos y algunos se quedan más de lo previsto. La comunidad aquí es muy acogedora, la gran mayoría nos llevamos bien y cualquiera puede “encajar”. Es simplemente buena voluntad. 

Bienvenido, decimos: “MI CASA ES SU CASA”, pero antes de venir, le aconsejamos lo siguiente:

  1. NO SUPONGA que otros pueden (o no) entender un idioma específico. Se sorprenderá en el mejor de los casos. Estamos orgullosos de ser una comunidad multicultural donde los límites y las barreras son muy abstractas aquí. Todos hacemos nuestro mejor esfuerzo; nadie quiere ser malinterpretado. Pruébelo, aprenda un poco, sonría un poco y déjese llevar. ¡Diviértase! ¡Lo que pasa en la Pequeña Habana se queda en la Pequeña Habana!
  2. NO OLVIDE DEJAR PROPINA Simplemente no es buena onda. Si no está satisfecho con su servicio, solicite hablar con un gerente y discuta sobre el asunto. Si su factura es un poco más alta de lo esperado, revísela, posiblemente ya se haya incluido una “propina” o un “cargo por servicio”. 
  3. NO PERMITA QUE LA POLÍTICA arruine su estadía. La tensión fuerte, complejidades grandes, y la sensibilidad son parte de la norma. Sea respetuoso y comprensivo con los demás porque usted no sabe de dónde vienen ni qué fue lo que los trajo aquí. Si es necesario, acérquese a la tertulia como lo haría en una partida de ajedrez y no en una pelea de gallos. No importa cuales sean sus puntos, aprenderá mucho escuchando más y sin dejarse atrapar por la subida de tono.
  4. NO CONDUZCA aquí si no es necesario. Es mejor para usted y para todos de esa manera. Hay muchas opciones disponibles mucho más interesantes y convenientes. Nos lo agradecerá al final de su primera visita a Calle Ocho Miami.
  5. NO SE ESTRESE No es lo mejor, pero está bien. Todo el mundo puede llegar tarde de vez en cuando, es comprensible. Algunos más que otros por supuesto. No se estrese y todo estará bien. Estamos aquí para relajarnos, así que deje que nuestra cálida brisa con sabor caribeño lo relaje un poco.
  6. NO SUBESTIME LA VALIOSA OPORTUNIDAD DE FOTOGRAFÍAS. Traiga su cámara, venga cargado con una batería extra o tal vez un cargador portátil.  Si usted prefiere tener película, trípode, y anillos de luz, traiga todo. Usted quedará satisfecho de haberlo hecho. Uno nunca se aburre en Calle Ocho Miami. Explore, déjelo salir a través de una lente, sea feliz, siéntase libre, inspírese. Utilice el sentido común, se encuentra en un barrio, no en Disney.
  7. NO SIENTA que Calle Ocho Miami es una atracción turística para turistas extranjeros únicamente, ya que puede ser tan emocionante como cómoda para los lugareños también. Haga compras, coma o simplemente explore la herencia hispana con un toque local.
  8. Y POR FAVOR NO OLVIDE que La Pequeña Habana antes de ser un atractivo turístico, es un barrio, es nuestra comunidad, y es nuestro hogar. Sea respetuoso con nuestra gente, nuestras calles, nuestros monumentos, nuestros negocios, nuestros árboles, nuestros gallos, nuestras historias, y cualquier otra cosa que encuentre. No estamos aquí por usted, pero nos alegra que haya venido, ¿entendido? Después de todo, la vida puede ser tan buena que fue creada para compartirla. La Pequeña Habana tiene mucho que compartir, ¿por qué no disfrutarlo?

Escrito por:

Hugo Miranda

Stay up to date with the latest news from Miami