Historia de Miami

La Historia de la guayabera que quizás nunca has oído

Camisa guayabera

Nunca sabes lo que encontrarás en los bolsillos de la guayabera de una persona.  Esta camisa puede llevar de todo en sus cuatro bolsillos, desde boletos de lotería, tarjetas de presentación, teléfonos celulares, números de teléfono escritos a mano, monedas, o hasta una marca de cigarros favorita.

La guayabera combina practicidad con elegancia. Llamada "el traje de los trópicos", esta camisa con forma de chaqueta aparece en ocasiones formales como bodas, funerales y ceremonias cívicas, pero también encaja perfectamente en un salón de puros o en un juego de dominó con amigos. 

Tradicionalmente hecha de lino y nunca metida dentro del pantalón, esta amplia camisa mantiene al usuario fresco en más de un sentido. Sus características comunes incluyen finas columnas de pliegues en su parte delantera, y botones cosidos en los detalles triangulares sobre sus bolsillos. 

La guayabera también tiene un significado simbólico, cultural, etnonacional y político desde hace mucho tiempo. La ciudad de Miami creó el "Día de la Guayabera" (1 de julio) en 1979. El presidente Ronald Reagan usó una camisa guayabera cuando visitó Miami en 1983. Y en 2010, Fidel Castro hizo de la guayabera la camisa oficial de Cuba, requiriendo que todos los funcionarios del gobierno la vistieran.

Conocida como la chacabana en algunos países de América Latina, la guayabera es también muy popular en Filipinas, las Islas Canarias, Puerto Rico, República Dominicana, México, Centroamérica y Sudamérica.  Los latinoamericanos y los hispanos o latinos de origen estadounidense lucen la camisa como evidencia de su orgullo cultural e identidad étnica.

¿Cuáles son las historias que cuenta la gente sobre esta popular camisa? 

Inventando la imagen del guajiro: leyendas del origen de la guayabera

Una de las leyendas -con muchas variaciones-, cuenta que la guayabera fue inventada alrededor de 1896 por la esposa de un granjero cubano. Ella quería que las camisas de su marido fueran más útiles para llevar las guayabas que tenía que recoger en el campo. En esta versión, el nombre de la camisa proviene de guayaba, la palabra para guava.

Otra leyenda cubana describe a la camisa guayabera como el invento de un sastre o costurera inmigrante española que vivía en Sancti Spíritus, Cuba, y que la utilizaba para sostener el “humo del día” así como otras pequeñas herramientas. Según esta versión, la palabra guayabera proviene de la palabra yayabero, un apodo para la gente que vive cerca del río Yayabo, en Sancti Spíritus.

Si bien nadie está seguro de dónde y cómo se "inventó" la camisa, la evidencia histórica apunta a Cuba y su última guerra por la independencia (1895 a 1898), como se menciona en una exhibición de HistoryMiami de 2019, La Guayabera: la historia de una camisa. La mayoría de los historiadores coincide en que nadie "inventó" la guayabera, sino que evolucionó y cambió con el tiempo.

Los españoles pudieron haber llevado a Cuba y a otras partes del Caribe, chaquetas chinas obtenidas en Filipinas, país que fue colonia de la Corona española de 1521 a 1898. Sin embargo, en el Caribe, las camisas eran de lino, no de seda, y eran blancas.

Fotos y pinturas de soldados cubanos en el Ejército de Liberación, que luchaba contra los españoles, muestran a muchos de los llamados mambises vistiendo chaquetas de lino blanco de mangas largas y estrechas -y en algunos casos con cuatro bolsillos-, que se parecían mucho a guayaberas sobre sus pantalones, con cinturones para enfundar machetes o pistolas atadas alrededor de la cintura o en el pecho.

La mayoría de estos combatientes era de ascendencia africana, ya que los propietarios de plantaciones cubanas en el este de Cuba habían liberado a negros esclavizados para luchar contra los españoles, y muchos de esos negros también se unieron a las fuerzas, inspirados por el heroico general negro Antonio Maceo. Una de las características clave de la camisa guayabera son las aberturas en los lados, lo que facilita agarrar una billetera o, como les gusta explicar a los guías turísticos, un machete, que era una de las principales armas utilizadas por los soldados de la Liberación.

Mambises guayabera 1 990x600 - La Historia de la guayabera que quizás nunca has oído

Ten en cuenta que los afrocubanos dominaron los trabajos de sastrería y costura durante y después de décadas de lucha por la independencia de Cuba; los inmigrantes chinos, que llegaron a Cuba en 1837, también eran conocidos por sus habilidades con la costura. Los sastres afrocubanos que sirvieron en la guerra hicieron ropa para sus camaradas y enseñaron estas habilidades a otros, como recordó un rebelde mencionado en el libro “Our Rightful Share: The Afro-Cuban Struggle for Equality, 1886-1912”, de la historiadora Aline Helg. 

Es muy posible que las primeras guayaberas fueran elaboradas principalmente por afrocubanos y chinos cubanos que nunca recibieron crédito por sus contribuciones al diseño y la confección de la camisa guayabera.

Como contraste, la mayoría de los guías turísticos cuentan leyendas sobre la guayabera que evocan una imagen de sus portadores (e "inventores"), como los guajiros (granjeros o campesinos) blancos rurales y/o inmigrantes españoles recogiendo guayaba o fumando puros.

En 1902, después de la ocupación estadounidense de la nueva República de Cuba, el gobierno cubano promulgó leyes para prohibir la migración de inmigrantes negros, mientras que invirtió más de un millón de dólares para atraer a españoles y otros inmigrantes europeos a que se mudaran a la isla. La idea detrás de esta acción política era blanquear la nación y la población votante.

En la década de 1920, el intelectual y político cubano Ramiro Guerra popularizó la imagen del colono cubano blanco, quien era un hombre rural de clase alta, vestido con camisa de guayabera, sentado a horcajadas sobre su magnífico caballo y asistiendo a peleas de gallos. Esta es una especie de imagen romantizada en murales y pinturas del guajiro que hasta el día de hoy se encuentran en las tiendas de suvenires y galerías de la Pequeña Habana.

Aunque muchos hombres de color libres vivían y tenían granjas en el campo de Cuba, el estereotipo del guajiro de piel clara y guayabera sigue resurgiendo en las historias sobre los orígenes de esta camisa, borrando la presencia y la historia de los granjeros cubanos negros libres (guajiros negros), patriotas afrocubanos e inmigrantes chinos y libaneses.

El inmigrante libanés que hizo famosa la guayabera

En "La Guayabera en Cuba", un folleto de 1954, Pedro Carballo Bernal dice que su padre, Said (Eugenio) Selman Hussein, popularizó la guayabera cubana con sus estilos innovadores hechos a medida. Hussein era un inmigrante libanés nacido en Habbuch, en el sur del Líbano, que llegó a Cuba en 1914. 

Entre 1860 y 1920, muchos árabes emigraron a Cuba para escapar de la confusión que existía en el imperio otomano, la mayoría cristianos de lo que hoy es el Líbano, Palestina y Siria.

Hussein vivió y se instaló en Cárdenas y más tarde en Santa Clara, donde fundó la Sociedad Libanesa de Santa Clara. En la década de 1940, ya había ganado clientes leales en su sastrería en Cárdenas. Ellos lo apodaban "el rey de las guayaberas" o "el moro de Cárdenas". Figuras reconocidas de toda Cuba y del mundo visitaron su tienda para elegir entre las 12 variedades de elegantes guayaberas que había diseñado.

Hussein inventó y combinó siete tipos de bolsillos, agregó cuellos deportivos y de vestir, 23 botones de nácar, y ofreció sus camisas con mangas largas o cortas. Además, eliminó los trozos de tela cosidos a la camisa en lugar de hacer cambios en la tela misma. Sin embargo, detrás de bastidores, la persona que elaboraba la mayoría de estas guayaberas era su hija Inés. ¡Quizás ella fue la verdadera innovadora!

En 1950, la famosa tienda departamental El Encanto, en La Habana, contrató a Hussein para hacer sus camisas. Celebridades de la radio, televisión y el cine compraron sus famosas guayaberas. En 1952 Hussein decidió regresar a su antigua tienda en Cárdenas; sin embargo, recuperó a todos sus clientes en un año.

Los sastres y costureras de muchos orígenes raciales, étnicos y nacionales, probablemente agregaron características que son populares en las guayaberas de hoy. Pero los mitos comunes sobre la camisa implican lo contrario. 

Considera sacar estas historias menos conocidas del bolsillo de tu camisa guayabera y compartirlas con un amigo…o un extraño.

Stay up to date with the latest news from Miami

Add Comment

Click here to post a comment