COURTNEY STOHLTON … BAILARINA, MODELO, EL SECRETO MEJOR GUARDADO DE MIAMI.

Nuestro barrio de La Pequeña Habana es un crisol de arte, artistas, artesanos y similares. Se jacta de galerías, escuelas, y eventos que destacan las áreas de cultura y origen étnico. Lugares como el Ballet Clásico Cubano son residentes de algunos de los secretos mejor guardados de las áreas y queremos contarles acerca de ellos aquí. Como editora de un periódico comunitario como Calle Ocho News, estoy expuesta a muchos artistas, talentos y organizaciones, así como a personas que son extremadamente talentosas y dotadas. No podemos cubrir a todos, pero los que sí elegimos son muy especiales y seleccionados a mano.

En esta edición de Calle Ocho News, hemos elegido aCourtney Stohlton como nuestro artista a destacar. Courtney es una hermosa joven que está llena de encanto, elegancia, carisma, determinación y pasión. Escuché por primera vez de Courtney cuando vi su foto volando en el aire frente al Teatro Tower con un hermoso vestido rojo. Supe entonces que necesitaba conocerla. Dicen que una imagen puede decir más que mil palabras y eso no es nada menos que la verdad para esta.

 Me reuní con Courtney en el Centro de Artes Culturales Hispanos de Miami en una hermosa tarde brillante. Nos sentamos y hablamos sobre cómo comenzó a ser la fabulosa bailarina que es.

Me contó que comenzó su entrenamiento de ballet a la edad de tres años. Su programa de entrenamiento siempre le exigió tanto, así que en la escuela secundaria solicitó y fue aceptada para un programa basado en excepciones que se ofrece solo a estudiantes especiales en el Departamento de Ballet de la Universidad de Utah. Esto le permitiría a Courtney cumplir con las rigurosas demandas de tiempo necesarias para dedicarse a muchos ensayos diarios. Desde los 15 a los 19 años, se entrenó y actuó en Utah Ballet, la compañía de ballet de la Universidad de Utah, de lunes a sábado de 9 a 6 p.m.

Su primer trabajo profesional de ballet vino de Orlando Ballet, donde realizó muchos ballets diferentes, incluyendo Swan Lake y Nutcracker. Desde Orlando, fue al Ballet Clásico Cubano de Miami. Luego se unió al Texas Ballet Theatre por dos temporadas de ballet. Desde allí, estuvo en el Madison Ballet en Madison, Wisconsin, donde decidió que prefería el clima más cálido y luego fue al Alabama Ballet donde más tarde sufrió una lesión en el tobillo. Esta lesión le enseñaría a Courtney algunas lecciones muy valiosas sobre su carrera, así como la paciencia, ya que la curación tomó 6 meses. No empujarse a sí misma hasta sus límites o darse cuenta de que sus nuevos eran el mayor desafío de todos.


“Como bailarines nos esforzamos al máximo, y MI máximo ahora era muy diferente, y darme cuenta de eso me llevó un tiempo, pero logré salir adelante”

Courtney siempre ha sido muy apasionada por la cultura hispana … De hecho, ser parte del Ballet Clásico Cubano en el Centro de Arte y Cultura Hispana de Miami, la llevó a una oportunidad en el conocido Ballet Teatro Nacional de Puerto Rico, la compañía de Ballet Nacional de Puerto Rico. Ella estuvo allí por algunos años y tuvo la suerte de volar a casa antes de que el huracán María azotara la isla el 16 de septiembre de 2017. Fue en Puerto Rico que Courtney tuvo la oportunidad de ser fotografiada por fotógrafos famosos como Omar Z. Robles. También fue en Puerto Rico que Courtney dejó una vida atrás. Hizo muy buenas amistades allí y los ojos se le ponen llorosos al pensar en el Ballet Teatro Nacional de Puerto Rico aún no está en funcionamiento y no está operando debido a las consecuencias del huracán María. Después del huracán María, Courtney decidió quedarse permanentemente en Miami y bailar nuevamente con el Ballet Clásico Cubano de Miami. Courtney decidió que quería explorar otros intereses artísticos, se volvió creativa y se dedicó a modelar.

Decidió tomar este traslado a Miami como un nuevo comienzo y seguir otras carreras también. Solo otro ejemplo de cómo ella no permite que LA VIDA se interponga en el camino de sus sueños y posiblemente descubrir nuevas oportunidades.

Comenzó a modelar y confiesa que sus tomas favoritas están bajo el agua. A ella le gusta trabajar con agua porque puede implementar el arte que ha aprendido en el ballet bajo el agua. Ella también se presenta en el Teatro Faena Hotel 5 Stars en Miami Beach en una actuación llamada Samsara Cabaret, que es entretenidamente seductora y está muy bien organizada. Todos los miércoles a sábado (9 pm).


Le pregunté a Courtney, Qué es lo que menos te gusta del ballet? Esto es lo que dijo.


“Puedo prescindir de las lesiones… Como bailarina, tienes dolor en los pies y el cuello, por ejemplo. Luego, también se pone en peligro confiando en que sus compañeros o apoyos en el escenario no lo abandonarán, sino que suceden cosas y estas cosas son las cuales puedo prescindir”.


Calle Ocho News, también quizo escuchar el consejo que Courtney tiene para las bailarinas más jóvenes del vecindario, y esto es lo que ella dijo.


“Me encanta ser bailarina porque me desafío a mí misma atlética y artísticamente, así que lo mejor que puedo decir es trabajar duro todos los días y seguir creyendo en ti mismo incluso durante los momentos difíciles”.

Rosi Rosell Rodríguez Editora en Jefe

[email protected]