Noticias de Miami

Cuando la conversación es sobre el sexo, los adolescentes y los padres no están en la misma onda

2 - Cuando la conversación es sobre el sexo, los adolescentes y los padres no están en la misma onda

Cuando se trata de hablar sobre sexo, muchos adolescentes admiten que no se comunican con sus padres ni con sus médicos sobre el tema, revela una investigación reciente.

"Los adolescentes y los adultos jóvenes conforman más casos de ITS [infecciones de transmisión sexual] que todos los demás grupos de edad combinados", advirtió la coautora del estudio, la Dra. Kari Schneider, profesora asistente en el departamento de pediatría de la Universidad de Minnesota.

"Los pediatras y los padres tienen un papel vital respecto a hablar sobre las ITS y sobre unas prácticas sexuales más seguras con los adolescentes", añadió en un comunicado de prensa de las Sociedades Académicas de Pediatría (Pediatric Academic Societies).

En el nuevo estudio, los investigadores preguntaron a casi 600 adolescentes de 13 a 17 años de edad con qué frecuencia hablaban con sus padres sobre el sexo.

También se preguntó a los adolescentes si habían ido al médico el año anterior, si habían hablado con un médico sobre el sexo, y si les habían hecho pruebas de una enfermedad de transmisión sexual.

Además, los investigadores encuestaron a 516 padres de adolescentes, y las preguntaron con qué frecuencia hablaban sobre el sexo con sus hijos y si eran conscientes de las conversaciones que sus hijos tenían con el médico sobre el sexo.

La encuesta mostró que los médicos no preguntaban sobre el sexo de forma rutinaria a un 45 por ciento de los adolescentes. Y les ofrecieron pruebas de las enfermedades de transmisión sexual a apenas un 13 por ciento de ellos.

Algo interesante es que solo un 39 por ciento de los adolescentes dijeron que hablaban con sus padres sobre el sexo, mientras que un 90 por ciento de los padres reportaron haber tenido una conversación de ese tipo con sus hijos adolescentes.

Los investigadores anotaron que se preguntaba con más frecuencia sobre el sexo a las chicas adolescentes que a los chicos. Y las mamás eran más propensas a hablar sobre el sexo con sus hijos.

La raza también tuvo un rol. Los padres blancos eran más propensos a hablar sobre el sexo con sus hijos adolescentes, pero era menos probable que les ofrecieran pruebas de enfermedades de transmisión sexual a los adolescentes blancos, encontró la encuesta.

Según el informe, los adolescentes mayores eran más propensos a haber tenido conversaciones sobre el sexo y a que les ofrecieran las pruebas.

Los investigadores apuntaron que casi la mitad de los padres encuestados eran conscientes de sus hijos adolescentes y sus médicos habían hablado sobre las relacionas sexuales, pero un 25 por ciento de los padres del estudio no creían que esas conversaciones deberían ocurrir.

Los hallazgos fueron presentados el domingo en la reunión anual de las Sociedades Académicas de Pediatría, en Toronto. Las investigaciones presentadas en reuniones se deben considerar preliminares porque no se han publicado en una revista revisada por profesionales.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece más información sobre la salud sexual de los adolescentes.

Stay up to date with the latest news from Miami