El ibuprofeno y el acetaminofén de venta libre ofrecen un mejor alivio del dolor dental que los opioides recetados, y es menos probable que provoquen efectos secundarios, señalan unos investigadores.

“Lo que sabemos es que recetar narcóticos o opioides debería ser el último recurso”, planteó la coautora del estudio, Anita Aminoshariae, profesora asociada en la Facultad de Medicina Odontológica de la Universidad de Case Western Reserve, en Cleveland.

En el estudio, el equipo de Aminoshariae revisó más de 460 estudios publicados, y encontró que una combinación de 400 miligramos de ibuprofeno (como Advil o Motrin) con 1,000 miligramos de acetaminofén (Tylenol) eran más efectivos que los opioides (por ejemplo Vicodin u Oxycontin) para los adultos.

Los investigadores también encontraron que los opioides o las combinaciones de fármacos que incluyen opioides provocaban la mayor cantidad de efectos secundarios (como somnolencia, problemas respiratorios, náuseas/vómitos y estreñimiento) tanto en niños como en adultos.

“Los mejores datos disponibles sugieren que el uso de medicamentos no esteroides [AINE], con o sin acetaminofén, ofrece el equilibrio más favorable entre los beneficios y los daños, al optimizar la eficacia [efectividad] el mismo tiempo que minimizan los eventos adversos agudos”, añadió Aminoshariae.

“Ningún paciente debe volver a casa con dolor. Eso significa que a veces los opioides son la mejor opción, pero sin duda no deben ser la primera opción”, enfatizó Aminoshariae en un comunicado de prensa de la Case Western.

Los hallazgos son importantes a la luz de la epidemia de opioides en EE. UU., señaló. Cada día, más de 115 estadounidenses fallecen como resultado de una sobredosis de opioides, según los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

El estudio aparece en una edición reciente de la revista The Journal of the American Dental Association.

© Derechos de autor 2018, HealthDay