Francis Suárez nació y creció en Miami,  el mayor de cuatro hermanos, nació en una familia donde, según él, “ser socialmente consciente era una especie de requisito“. El comisionado Suárez fue a La Salle High School y obtuvo su Licenciatura de Ciencias en Finanzas de la Universidad Internacional de Florida, donde se graduó cum laude. En el 2005, Francis recibió su título de abogado de la Facultad de Derecho Frederic G. Levin de la Universidad de la Florida. Como estudiante de derecho, fue seleccionado para el programa de pasantías de honores en la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos. Antes de postularse para un cargo público, Francis fundó una exitosa firma de bienes raíces. Es abogado en ejercicio con un bufete de abogados y se especializa en transacciones inmobiliarias. Francisco es  el primer alcalde de Miami en 21 años que no nació en Cuba. También será el primer alcalde que nació en Miami en al menos medio siglo. Francis ha trabajado constantemente para elevar los estándares de la comunidad donde nació y se crió. El Comisionado Suárez se desempeña como Vicepresidente de la Organización de Planificación de Transporte de Miami, que se enfoca en aprobar los planes requeridos a nivel federal y las políticas relacionadas con el transporte. También se desempeñó como Comisionado de la Ciudad de Miami para el Distrito 4 desde 2009. Francis también se desempeña como Presidente de la Liga de Ciudades del Condado de Miami y afirma que su camino a la política es algo que sucedió naturalmente. El comisionado Suárez está casado con Gloria M. Fonts. Tienen un hijo: Andrew Xavier, y se consideran orgullosos y bendecidos de poder criar a su familia en Miami. Francis Suárez se ha desempeñado como comisionado de Miami durante los últimos ocho años y confía en su nueva posición como alcalde de la ciudad de Miami. Durante su tiempo como comisionado, Suárez estuvo constantemente involucrado en la búsqueda de una solución a los problemas del tráfico. También trabajó en la construcción de sistemas de viviendas asequibles y en brindar apoyo al departamento de policía de la ciudad. Suárez sigue siendo uno de los mayores defensores de un impulso para expandir el sistema de tránsito masivo de la región mediante el desarrollo de seis nuevas líneas ferroviarias. Él le llama a esto un plan inteligente. Tiene el apoyo de los sindicatos de la ciudad y es parte de círculos políticos establecidos. Logró recaudar un récord de $ 3 millones de dólares para su campaña de alcaldía. También se ha mantenido constantemente involucrado en el gobierno y aún se las arregla para ser accesible a  la clase trabajadora, incluso dando su número de teléfono celular antes del huracán Irma. Sin una oposición sustancial, Suárez pasará menos tiempo haciendo campaña y más tiempo planificando el futuro de su administración. El Comisionado Suárez se ha comprometido en asegurarse y mejorar la calidad de vida de las personas a las que sirve. Él planea enfocarse en el transporte y en los problemas de la conectividad en la ciudad. Él quiere supervisar el crecimiento de una economía basada en la tecnología en Miami y en consecuencia, la creación de empleos y las oportunidades internacionales en América Latina. Sus prioridades también comprenden la vivienda asequible, ayudar a abordar la pandemia de la pobreza y trabajar para reducir la delincuencia.